¡FIESTAS: CUIDADO CON EL EXCESO DE COMIDA, EL ALCOHOL Y LAS DROGAS!

Tras las celebraciones, hay que prestar especial atención a algunos hábitos: alcohol, cansancio, sueño…
Los efectos de alcohol y drogas sobre la conducción son muy marcados, en especial sobre la visión (es más fácil ser deslumbrado por las luces del vehículo en sentido contrario), y conducta (baja percepción del riesgo). En otoño e invierno, con menos horas de luz, la visibilidad es peor y exigen toda nuestra atención. En estas circunstancias, conducir tras consumir alcohol y/o drogas es una temeridad.
También el exceso de comida. Si es inadecuado conducir con hambre por el riesgo de que los niveles de glucosa desciendan demasiado y seamos incapaces de reaccionar a las necesidades del tráfico, conducir tras una comida copiosa puede ser igualmente difícil, por la dificultad para concentrarse, etc, máxime si se han ingerido bebidas alcohólicas.
Es un consejo de CENTRO MEDICO Y PSICOTECNICO TOLOSA
Y no olvide que puede tramitar la renovación de su carnet de concucir en tiempo real, con nosotros.